Estás aquí
Inicio > Temas > Cáncer > 1 de diciembre Día Mundial de la lucha contra el SIDA. Nuevos retos en la lucha contra la infección: Aumento incidencia de cáncer en personas infectadas por HIV

1 de diciembre Día Mundial de la lucha contra el SIDA. Nuevos retos en la lucha contra la infección: Aumento incidencia de cáncer en personas infectadas por HIV

En 1998 quedó establecido el día 1 de Diciembre como el día mundial de la lucha contra el SIDA. Desde el descubrimiento en 1983 del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) como agente causal del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), más de 70 millones de personas en todo el mundo han sido infectadas por VIH y casi la mitad de ellas ha muerto. En España cada año se detectan nuevas infecciones, aproximadamente 145.000 personas viven infectadas en España, y una quinta parte no sabe que tiene la infección. En nuestro país, los casos de nuevos contagios han comenzado a bajar tan solo hace unos años, pero aún estamos por encima de la tasa de otros países europeos.

Desde el desarrollo de tratamientos antirretrovirales combinados a finales de los años 90, el VIH en la actualidad es una infección crónica, con esperanza de vida similar a la de las personas no infectadas. No obstante, una vez establecida la infección por VIH, no puede curarse porque el virus persiste dormido en las células infectadas. Este “reservorio de virus” es indetectable por la respuesta inmune y los regímenes de medicamentos actuales. Por lo tanto, si por alguna razón se detiene en los tratamientos, el VIH rebota rápidamente en la sangre y continúa ejerciendo su efecto destructivo en el sistema inmunológico.

Sin embargo, aun cuando las personas infectadas por HIV toman adecuadamente la medicación, no son personas sanas. La infección crónica somete al organismo a un estado de inflamación mantenida que suele generar múltiples problemas de salud a la larga, entre ellos, el cáncer.

Las personas con infección por VIH tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer, especialmente cáncer de pulmón, pero el acceso al tratamiento estándar contra el cáncer continúa siendo menor para las personas infectadas por VIH en comparación con las personas no infectadas. En los últimos años, la inmunoterapia del cáncer ha avanzado significativamente. Se han desarrollado anticuerpos bloqueadores contra las proteínas del punto de control inmunitario PD-1/PD-L1 y contra CTLA-4, entre otras. Al bloquear estas moléculas con fármacos, el sistema inmune vuelve a funcionar correctamente.

Estas nuevas terapias producen en un porcentaje considerable de pacientes, remisiones del cáncer a largo plazo y curaciones de casos muy avanzados. Curiosamente, también en infección por VIH, la respuesta inmune se ve frenada por el mismo mecanismo que en cáncer: un aumento activación de PD-1 que frena la activación de los linfocitos para destruir el virus y el cáncer. Por lo tanto, cabe pensar que los pacientes con infección por VIH, podrían beneficiarse de la inmunoterapia con anticuerpos anti-punto de control. Sin embargo, los estudios sobre el efecto anti-VIH de estos fármacos son aún escasos. Nuestro grupo ha liderado el primer estudio de un anticuerpo anti PD-1 en pacientes con HIV y cáncer (Dra María Gonzalez-Cao en colaboración con el Grupo Español de Cancer de Pulmón y el experto Grupo Investigación SIDA “IrsiCaixa”).

Nuestra lucha consiste en trabajar por la no discriminación de los pacientes con cáncer infectados por VIH para que puedan tener acceso a los nuevos tratamientos en cáncer, así como a la participación en ensayos clínicos.

Artículos similares

Arriba